Nuevas grabaciones revelan que el comisario Villarejo—con numerosos intereses urbanísticos en Estepona—llevó la coordinación policial del caso Astapa

· El Diario Público saca a la luz unos nuevos audios que revelan las oscuras conexiones del comisario con la UDEF, el otrora alcalde de Estepona, D. Valadez, y el gerente de urbanismo, Diego de Lucas.

· Valadez le propuso a Villarejo quedar “para que conozcas a mi mujer, que te quiere conocer”.

Esta redacción ha venido ofreciendo a nuestros lectores las informaciones que se han venido publicando sobre el comisario Villarejo, David Valadez, el caso Astapa y los intereses del comisario en el urbanismo de Estepona, donde se encuentra la mayor parte de su enorme patrimonio.

Pues bien, hace un par de días, era el Diario Público el que informaba en exclusiva que tenía en su poder unos audios—cinco horas de grabaciones—que confirman la oscura participación del comisario Villarejo en el caso Astapa; su vinculación con el denunciante, y después alcalde, David Valadez; y su conexión con el gerente de urbanismo de Estepona, Diego de Lucas. Los audios forman parte de esa melé encriptada de cuarenta Teras que el juzgado que investiga al ínclito comisario no logra desliar, pero de la que Villarejo dejó copias antes de ser detenido para comercializar con ellas o para extorsionar.

Las grabaciones del Diario Público sacan a la luz también la excelente relación del comisario Villarejo con el abogado esteponero, Antonio Vallejo, (imputado en Astapa), gran conocedor de las parcelas libres y en venta en Estepona, con potentes clientes que ofrecer al comisario, y casado con una juez de Algeciras. Este abogado, colaborador del comisario, sí consiguió “casualmente” que se archivara la investigación sobre él. Hay que tener en cuenta que Antonio Vallejo fue crucial para las inversiones del multimillonario comisario Villarejo en Estepona, al igual que lo fue David Valadez, pupilo del comisario que hasta las detenciones de 2008 había sido concejal de Barrientos, miembro también del PSOE, y que después asumió la alcaldía de Estepona. Precisamente fue Valadez quien puso la denuncia que desató la causa. Lo hizo después de que el considerado testaferro de Villarejo, Juan Carlos Escribano (detenido en Tándem) le convenciera de hacerlo con ayuda del cura de la localidad, a la sazón, el hermano del comisario, conocido popularmente como Pedro Villarejo.

El grupo de la UDEF: José Luis Olivera, Miguel A. Cuevas, Silvia Orna y Miguel Ángel Arce

Según indica Público, si de lo que iba el comisario Villarejo era de agente encubierto—como ha defendido en multitud de ocasiones— en ningún momento de estas grabaciones se le oye utilizar la coartada de «no soy policía». Al revés, es constante el uso de «nosotros» al referirse a la UDEF y a las indicaciones que les dará. Si la justificación es que estaba intentando obtener información para aportarla a los investigadores —otra de sus excusas ya clásicas—entonces no se entiende la obsesión del abogado Antonio Vallejo en enseñarle las fincas libres en Estepona o los proyectos urbanísticos que podrían atraer al alcalde que sucedería a Barrientos. O sí, porque fue con Valadez ya como máximo representante del Consistorio cuando el comisario y Juan Carlos Escribano consiguieron una licencia perseguida desde hacía tiempo. Licencia que el anterior alcalde, Barrientos, no les concedía y con la que Villarejo quería montar su clínica y hacerse con unos pisos de lujo en la urbanización Mirador de la Cala. Es decir, hubo sin duda un negocio que aportó a las arcas privadas del policía pingües beneficios y que no pueden justificarse con la cortada del agente encubierto. De hecho, Villarejo llegó a tener 48 inmuebles en Estepona. Además, como se escucha a continuación, en esa primera reunión que mantienen a principios de 2009 el imputado Vallejo y el comisario con influencias en la UDEF dejan claro que el alcalde Valadez está colocado por el policía para que ayude a que le salgan los proyectos en el marco del nuevo Plan General de Urbanismo que se va a aprobar. Para mayor relajo, Villarejo insiste al imputado y cliente, Antonio Vallejo, en que no se preocupe por la UDEF, porque él ya ha intervenido para que comiencen a «quitarle chicha» al informe que argumenta su imputación. Escuchar Audio

  • Villarejo: Antes de que se me olvide, del tema tuyo, que ya hemos hablado, hay buena predisposición. No ven problemas en poco a poco ir quitándole chicha [a los informes de la UDEF] pero que van a esperar que venga jueza nueva [al juzgado número 1 de Estepona], por una cuestión lógica, porque claro, para no dar una política de cambio de criterios, porque claro, tenemos que alterar nuestros propios informes policiales, o sea desdecirnos… Por lo visto, el problema que existía contigo, aunque no me lo han dicho con mucha precisión, porque el jefe como te he dicho que es muy buen amigo [refiriéndose al entonces comisario jefe de la UDEF, José Luis Olivera], me ha dicho: «Hombre, no me hagas que les pida yo el favor directamente…». Entonces he hablado con el jefe de sección que lleva el tema, que es un tipo muy majete, Miguel Ángel, no me ha querido enseñar ningún papel, si me pongo muy pesado me lo enseña; le he dicho tengo interés, es un buen tipo, es amigo de mi hermano… Y me ha dicho que lo que te implica es el canuto [refiriéndose a pinchazo telefónico] del capullo este de Linares, que el tipo insinúa que eres un conseguidor también, de aquí del Ayuntamiento, que no lo deja muy claro, y entonces luego aparece: «Oye, a este tío hay que pagarle una comisión…».

Al día siguiente, Vallejo y Villarejo darán una vuelta por los alrededores de Estepona para conocer las parcelas más cotizadas, entre ellas algunas que pertenecieron a Jesús Gil. El contacto es estrecho, y poco tiempo después, Villarejo vuelve a reunirse con Vallejo y le dará más detalles sobre ese grupo de la UDEF autor de los primeros 14 informes que sirvieron para desmantelar el ayuntamiento de Antonio Barrientos, como se escucha a continuación. Este grupo policial es “casualmente” el mismo al que pertenecen los agentes que elaboraron el informe de los Pujol y activaron las investigaciones contra Podemos, como lleva informando Público desde hace años. Escuchar Audio

  • Villarejo: Nosotros tenemos cierta capacidad, más que de influir, de dar una opinión… que en seguida te leen una lista y dices: «no, a ese quítamelo». He quedado el miércoles o el jueves con el jefe y antes hablaré con la inspectora esa que tú dices.

Vallejo: Silvia.

Villarejo: A ver qué me cuenta, que ella es la que me habló, que es la que más sabrá del tema… No es mala chica… Estuve con ella hace mes y pico… Toda esta operación la lleva el jefe de dispositivo, el  jefe máximo, que es el que ha salido en todos los papeles, que se llama Olivera, ese es mi amigo. Pero después hay unos segundos escalones. El jefe del Operativo, que es un buen tipo… que es abogado y economista, economista seguro, abogado no lo sé, gran jefe, que tiene pinta de educado, que va de negro, con gafas y tal, muy correcto … No el que dices tú es Miguel,… pero bueno, es un inspector que va de segundo de ella… en este y en otros asuntos, en Estepona y en otros sitios solemos establecer unos honorarios que ahora, en tiempos de crisis, podemos decir: «no os preocupéis, que vamos a resultados»; pero no podemos meternos en ningún asunto que no veamos superclaro. Entonces hacemos un planteamiento que no suponga ningún retorcimiento mafioso de la normativa… y empezar a currar.

Según el Diario Público, además del comisario José Luis Olivera, Villarejo estaría hablando del agente Miguel Ángel Cuevas (78.777), que también tomó declaración a Javier de la Rosa y a Victoria Álvarez para iniciar la causa Pujol; de la inspectora Silvia Orna (89.169); y del entonces inspector y jefe de seguimientos Miguel Ángel Arce (74.961), en la actualidad comisario y jefe de Blanqueo de Capitales, a pesar de que es un puesto designado para un inspector jefe, categoría que él no ostenta. Todos ellos, según los agentes de la UDEF consultados por Diario Público, eran «personas de la máxima confianza de Olivera y participaron en todas las causas delicadas». Por si hay dudas de que el interés de Villarejo por el Ayuntamiento de Estepona no residía en acabar con la corrupción, aquí se lo aclara a Antonio Vallejo. Escuchar Audio

  • Villarejo a Vallejo: El 90% de los convenios firmados por Antonio Barrientos [el alcalde detenido en el verano de 2008 en Astapa y que no daba a Villarejo y su socio la licencia que quería] los van mandar a tomar vientos (…). Pero bueno, tú dime si hay algo que te interesa.

Para a continuación aclararle al abogado, socio, imputado y conseguidor. Escuchar Audio

  • «Hay una serie de proyectos que se van a ver, uno de ellos probablemente el nuestro».

 Villarejo colocó al nuevo alcalde y al gerente de Urbanismo

En la segunda reunión, Villarejo se ve obligado a despedirse de Vallejo porque  ha quedado con el alcalde, David Valadez, aunque antes le explica a su socio que el nuevo dirigente es un producto que él lleva años diseñando; «posiblemente desde 2003», explican algunas fuentes a Público, «cuando Villarejo se empezó a interesar por Estepona tras llegar su hermano». Este audio corrobora, además, que tanto Valadez como Villarejo mintieron abiertamente, el primero al poner una querella a Público asegurando que no conocía al comisario, y el policía, al también renegar de esta amistad cuando declaró con la obligación de decir la verdad en el Congreso de los Diputados. Escuchar Audio

  • Villarejo: Cuando David [Valadez] toma la decisión de denunciar es porque se ha curtido ya mucho en el tema. Ha ido varias veces ya al partido a Sevilla y le han dicho «vamos a contemporizar, no sé qué»… pero ya han venido inputs de Madrid, de embajadas, de tal, de no sé qué, y a David le admiten las cosas. O sea este tío [por Valadez] se cree que las cosas ocurren espontáneamente y, tú, como sabes, todo tiene un diseño. A David le admiten las cosas porque en un momento esto puede tomar unos derroteros diferentes y vamos por lo menos a canalizarlo y dirigirlo nosotros.

Finalmente llega Valadez para reunirse con quien parece su coach u orientador personal, el comisario Villarejo, experto gestor de crisis, como se puede oír a continuación, que lo mismo le da ánimos, que la seguridad de poder tener siempre al otro lado del teléfono a la UDEF. Escuchar Audio

  • Villarejo: No te debes preocupar ni del tema político ni del tema policial, porque afortunadamente yo estoy llevando la coordinación de las dos cosas. Entonces, si tienes algún problema tú hablas con Miguel Ángel [refiriéndose al jefe de la UDEF que lleva la investigación], con el que tú hablas, que él tiene toda la información extrapolicial.

Valadez: Ya, Pepe…

No es lo único que el policía hará por el nuevo alcalde, al que lleva tiempo diseñando. A pesar de haberlo negado en el Congreso a preguntas del diputado de ERC Gabriel Rufián, Villarejo coloca en la gerencia de Urbanismo a Diego de Lucas, quien será después administrador único en la sociedad del comisario con su mujer, Gemma Alcalá, y el periodista Daniel Montero con la que editarán la página Información Sensible. Además, le asegura para su tranquilidad, que Diego de Lucas tiene toda la confianza tanto del PSOE como del Ministerio del Interior. Escuchar Audio

  • Villarejo: Vía contactos, y a través de las empresas nuestras, estamos mirando todas las cosas con lupa… para darle el OK, necesitamos proyectos, proyectos absolutamente transparentes y absolutamente honrados.

Valadez: Sí, Pepe, Urbanismo es Diego.

Villarejo: Diego tiene toda la confianza del partido y tiene la confianza del Ministerio del Interior, y por lo tanto con él no hay ningún problema. Cualquier cosa que quieras comentar, llamas a Diego o me llamas a mí. 

Valadez: Yo lo que quiero, Pepe, es quedar para que conozcas a mi mujer, que te quiere conocer.

La mujer de Valadez, interesada en conocer al comisario Villarejo—al que llegó a conocer— es la periodista de la Cadena Ser, María Ángeles Cervantes. A este respecto, llama la atención que algunos artículos de esta periodista, cuando trabajaba para el Diario Sur y ya era pareja de Valadez, formasen parte de la denuncia inicial y que ese hecho no fuera tenido en cuenta por el agente de la UDEF receptor de la denuncia. Continuará…