Villarejo propuso financiar operaciones parapoliciales en Cataluña con el dinero del caso Astapa de Estepona

· Así lo confirman los audios
grabados por el comisario y publicados recientemente por la Cadena Ser.

La Cadena SER ha publicado recientemente unas nuevas grabaciones del ex-comisario José Manuel Villarejo que revelan las conversaciones mantenidas en una comida, grabadas por el propio Villarejo, que tuvo lugar a principios del año 2010, en la que participaron Villarejo, el jefe de la UDEF, José Luis Olivera, y un ex-agente colaborador de Villarejo. En esa comida afloró el interés que tenía el comisario Villarejo en el caso Pretoria (una trama de corrupción urbanística que funcionó durante casi una década en la zona metropolitana de Barcelona) que estaba siendo investigado en ese momento por el juez Baltasar Garzón. Villarejo apostó, delante del entonces jefe de la UDEF, José Luis Olivera, por «desmontar» la investigación que afectaba a la antigua Convergencia «cobrando a resultado, pero con una pequeña provisión de fondos». La estrategia pasaba por hablar con Garzón, poner en la diana a los fiscales y usar a los medios de comunicación. Así puede comprobarse en el Audio nº 1:

Villarejo: Tocar, tocar al gran padre de la patria que es el president,
el ex-president es la clave. Y Prenafeta y Maciá Alavedra son dos tíos clave.
En esa línea: «Oye, os desmontamos el tema, pam, pam, pam». Le
hacemos un diseño de medios de comunicación, no sé cuántos… pom…. vía
judicial, vía tal. A tomar por culo.

Interlocutor: ¿Se puede hacer?

Villarejo: Pero totalmente. Absolutamente. Totalmente.

Interlocutor: Pues eso es lo que andan buscando estos.

Villarejo: Claro claro, claro y además hacemos una cuestión de gastos
mínimos para cubrir los gastos mínimos. Los tuyos y cuatro más y el resto a
resultado. Fíjate, me arriesgo a resultado. Hablo con Balta: «oye, pom,
pom, pom. Cuatro cosas y desmontamos el tema». Además, desde el punto de
vista político, esto al PSOE no le gusta. ¿O no? Ahí se meten las peleas
internas de los fiscales, se habla con Balta, (…), Madero y el otro… Y
empezamos a sacar el tema en prensa y se va todo a tomar por culo. Se va todo a
tomar por culo. Es cuestión de dedicarle un poquito de horas, pero las horas
hay que pagarlas aunque sean a precio de chacha.

Del mismo modo, durante esa comida, según revelan los audios publicados por la Cadena Ser, Villarejo llegó a ofrecer la posibilidad de usar su condición de agente de la autoridad para acudir a una reunión y tranquilizar a los potenciales clientes. El objetivo era hacer un buen trabajo para «abrir una puerta en Cataluña». Además, toda esa operación se financiaría con dinero procedente del caso Astapa, como indica el propio Villarejo y puede constatarse en el Audio nº 2:

Villarejo: Yo lo vendo adecuadamente. Si yo voy es porque estoy
autorizado, si no, no voy, obviamente a estas alturas de la película. Si tú me
ves que voy y si el tema tiene entidad como para ir, voy. Previamente diré:
«Oye, pom, pom, pom». Eso se vende como dios, que dios te lo premie
con una buena novia

Interlocutor: Con una buena novia

Villarejo: (Ríe). Gracias. Y esa es la cuestión. Además quedamos como dios, abrimos una puerta de puta madre en Cataluña, pero encima le podemos resolver el tema. Hombre lo venderían ellos como cosa
suya….

Interlocutor: ¿Y de dónde saldría el dinero?

Villarejo: De Astapa
Interlocutor: ¿La propuesta es desmontar el tema?
Villarejo: Desmontar el tema. Absolutamente. Mediáticamente,
jurídicamente (…). Con este equipo, somos indestructibles, macho.

¿A que dinero se refería Villarejo? ¿Acaso se refería a
un dinero procedente de los fondos reservados, o acaso se refería al que él
obtendría tras controlar el urbanismo de Estepona? En cualquier caso, sea cual
sea la respuesta, llama poderosamente la atención que tras la propuesta de
Villarejo, realizada delante del jefe de la UDEF, José Luis Olivera, para abrir
una puerta en Cataluña, se montase un tiempo después la denominada Operación Cataluña,
en la que participarían, entre otros altos cargos policiales, tanto Villarejo
como Olivera, y cuyo objetivo último era poner en marcha todo tipo de
operaciones ilegales y montajes policiales para intentar procesar a los máximos
representantes políticos de CiU y ERC.

Pero la relación entre Villarejo, Olivera, Astapa y
Cataluña no acaban aquí, ya que según reveló hace algún tiempo el Diario
Público, los casos Pujol y Astapa, también aparecían vinculados por el despacho de Villarejo
y un agente de la UDEF
. Ese diario indicaba al respecto que el “modus
operandi” utilizado en ambos casos fue el mismo, ya que los testigos captados por el comisario Villarejo en esos dos procedimientos—sin ningún tipo de control judicial— terminaron yendo a la sede de la UDEF en Madrid, en el periodo en el que el comisario Olivera era su director, y tuvieron como receptor al mismo policía ,
el agente 78.777 (cuyo nombre es Miguel Ángel C.B.).
A este agente acudieron, en el caso Pujol, Victoria Álvarez, ex-pareja de Jordi Pujol Ferrusola, y Javier de la Rosa, acompañados por el socio de Villarejo, Rafael Redondo. Y en el caso Astapa, acudieron al mismo agente, los concejales David Valadez y Cristina Rodríguez. El Diario Público resaltaba el importante papel desempeñado por ese agente de la UDEF en el caso Astapa, ya que además de ser receptor de la denuncia, fue el autor de 13 de los 14 primeros informes policiales sobre
ese caso, entre otros del informe policial nº 27.300, del 27/03/07—que sirvió de sustento a una denuncia de la Fiscalía y a un Auto de una jueza sustituta que provocó la intervención de los teléfonos de las personas denunciadas—en el que el inspector se limitó a copiar y pegar lo que le dijeron los denunciantes, sin comprobar si lo que le dijeron era cierto o no, o si había alguna irregularidad en ello, como exige en estos casos la jurisprudencia del Tribunal Supremo. Pero es que además, hasta el reputado letrado, D. Horacio Oliva, tuvo que denunciar los numerosos errores existentes en los informes realizados por ese agente de la UDE indicando al respecto que “resultaba inexplicable que una Unidad Policial, supuestamente especializada, pudiera faltar a la verdad de forma tan flagrante”.

Finalmente, la Cadena Ser indicaba que la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción investigan si la trama de Villarejo pagaba a Olivera, jefe de la UDEF entre 2006 y 2012, a cambio de impulsar, frenar o retirar la investigación sobre aquellos investigados que pagaran por sus servicios a las empresas de Villarejo. Anticorrupción sostenía en un informe que existen «serios elementos indiciarios acerca de la posible existencia
de acuerdos económicos entre la organización criminal en torno al Grupo Cenyt», cuyo titular Villarejo, y José Luis Olivera, ex-jefe de la UDEF.
En virtud de esos acuerdos, Olivera habría amparado las actuaciones ilícitas de Villarejo, «en unos casos facilitándole información de operaciones policiales secretas, y en otros permitiendo su planificación y ejecución a pesar de conocer su carácter ilícito».

Así que, por el bien de nuestra democracia, esperemos que la investigación que está llevando a cabo la Audiencia Nacional sobre las actuaciones del clan mafioso policial que encabezaba el ex-comisario Villarejo llegue hasta el final y se depuren las responsabilidades pertinentes.

Auido Nº 1

Audio Nº2