Posible nuevo escándalo urbanístico

El PSOE ha descubierto que el PP ha aprobado por decreto rebajar 4,5 millones de euros la sanción que había impuesto a la mercantil Naviro Inmobiliaria 2.000, propiedad del promotor Ávila Rojas, por construir ilegalmente en el Francisco Norte. Al mismo tiempo se ha tenido conocimiento de que el Ayuntamiento ha dejado sin efecto el acuerdo aprobado en pleno de abril de 2009 para que dicha empresa acometiera de nuevo las obras, por lo que la situación de este espacio se encuentra como al principio de legislatura, sin que el PP haya logrado encontrar una solución. {tab=EL PSOE enciende la luz roja}
El concejal Javier de Luis explica que el PSOE siempre ha mantenido que había que imponer al promotor la sanción íntegra de 6.001.392 euros, que inició la Comisión Gestora, por construir un aparcamiento de dos plantas bajo rasante del Francisco Norte cuando los terrenos estaban calificados como equipamiento público deportivo, sin tener aprobado el proyecto de ejecución. Y que, además, siempre se ha reclamado al equipo de gobierno que recuperara la titularidad pública de todo el terreno iniciando los expedientes de revisión de oficio de todos los actos y acuerdos relacionados con el Francisco Norte.

De Luis acusa al PP de “posicionarse siempre a favor del promotor en vez de de los ciudadanos”. Y argumenta esta postura en que la sanción se ha ido retrasando, se ha llegado a un acuerdo con Ávila Rojas, que no ofrecía garantías para la recuperación del Francisco Norte y que fue aprobado en pleno por los populares, y una vez que el promotor ha incumplido el acuerdo, se impone la sanción, pero con una rebaja del 75%.

El PP ha basado su decisión de rebajar la multa en el artículo 208.2 de la LOUA que establece que “Si el hecho constitutivo de una infracción pudiera ser legalizado por no ser disconforme con la ordenación urbanística, la sanción que corresponda según el apartado anterior se reducirá en un setenta y cinco por ciento de su importe”. Los servicios jurídicos del Ayuntamiento añaden además que “la actuación habría sido legalizada  mediante aprobación de proyecto de legalización de aparcamiento y sótano, y Básico y de Ejecución de terminación de obras del aparcamiento y nueva zona deportiva”.  “Pero se da el hecho –aclara De Luís- de que dichos proyectos básicos y de ejecución no han sido aprobados, sólo se ha cedido el suelo al Ayuntamiento por lo que el PP ha legalizado la obra y ha rebajado la multa sin que la empresa haya cumplido ninguno de los requisitos”.   

ANTECEDENTES
La Comisión Gestora inició en abril de 2007 un proceso sancionador contra Naviro Inmobiliaria 2.000 por construir ilegalmente en el Francisco Norte, imponiendo una sanción de 6.001.392 euros.

El PSOE reclamó ya en 2008 al PP que recupera la titularidad de los terrenos, basándose en un informe del vicesecretario municipal que indicaba que había que proceder a la revisión de todos los expedientes de reversión y desafectación  ya que los convenios firmados eran nulos; además de hacer efectiva la sanción.

Sin embargo, Ángeles Muñoz firmó en 2009 un acuerdo con Ávila Rojas para que concluyera la obra ejecutando una plaza, una zona deportiva, la urbanización de las calles colindantes y la cesión de diez plazas de aparcamiento. Acuerdo que aprobó en pleno el 24 de abril de 2009. El PSOE presentó una enmienda para asegurar la titularidad del terreno, que rechazó el PP.

Un decreto de alcaldía de diciembre de 2009 revela que el Ayuntamiento ha dejado sin efecto el acuerdo plenario con Naviro, por el incumplimiento, tal y como advirtió el PSOE pues no se han realizado las instalaciones deportivas, ni el reforzamiento de los pilares, ni se han ejecutado las obras en un plazo de 6 meses desde la adopción del acuerdo, ni se han realizado las obras de acondicionamiento de las calles colindantes y tampoco se han cedido las plazas de aparcamiento. Y en un decreto posterior del 12 de enero de 2010 se estima una alegación del promotor solicitando que se le aplique una rebaja del 75% de la sanción, prevista en la LOUA, argumentando que la actuación se habría legalizado mediante el proyecto de legalización. Finalmente el PP sólo ha impuesto una multa de 1.500.348 euros.

Para el concejal socialista “queda patente que el PP ha estado mareando la perdiz respecto al Francisco Norte pues, ni se ha recuperado la titularidad del terreno, ni se han acometido las obras, ni se ha impuesto la sanción inicial de seis millones de euros que correspondía y nos encontramos como al principio”. De Luis considera que el PP debería haber hecho efectiva la sanción desde un principio “pero se ha vuelto a demostrar la incapacidad de gestión de Ángeles Muñoz que no ha encontrado, tras dos años y medio, una solución para el Francisco Norte y sólo ha beneficiado al promotor rebajando la multa, en detrimento del interés general”.

Concluye el edil que “lo único que ha conseguido el PP es dejar el Francisco Norte en manos de un imputado en Malaya, condenando su futura recuperación, y engañar a los ciudadanos rebajando la multa que correspondía al promotor”.

{tab=El equipo de gobierno responde}
El portavoz del Equipo de Gobierno, Félix Romero, ha asegurado hoy que la reducción de la sanción que se le iba a imponer a una promotora por la construcción en la parcela del Francisco Norte “es consecuencia directa de la actuación del Partido Socialista”.

    “El PSOE ha tenido una oportunidad de oro para permanecer callado y evitar poner sobre la mesa una torpeza más de las que nos tiene acostumbrado”. Así, ha explicado que  la reducción de la multa “es debida a un expediente de legalización de las obras iniciado por el que fuera vocal socialista de Urbanismo, Rafael Duarte, y también dimisionario del Ayuntamiento de Estepona por su presunta implicación en la operación Astapa”.

    Por tanto, Romero ha señalado que “debe quedar claro que cualquier reducción que se haya producido como consecuencia de la aplicación estricta de la ley tiene su origen en una actuación del PSOE”,  recordando que el artículo 208.2 de la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) prevé la reducción de sanciones impuestas sobre aquellas obras que sean consideradas legalizables”.

    “Una vez más el PSOE ha demostrado un desconocimiento peligroso de cómo se aplica la legislación y cómo sus actuaciones al final redundan en consecuencias que ellos mismos ignoran pero que son fruto de las mismas”, ha concluido.

{/tabs}