Las obras del puente y la pasarela peatonal para conectar la zona norte de Cancelada alcanzan el 90 por ciento de su ejecución

las obras de construcción del puente y la pasarela peatonal que conectarán la zona norte de Cancelada con Bel-Air se encuentran ya al 90 % de su ejecución.

En estos momentos se está trabajando en la conexión de las pluviales, en la colocación del acerado y en la instalación del alumbrado público. Posteriormente se procederá al asfaltado de esta nueva infraestructura viaria.

Según la previsión de los responsables de la obra, el puente y la pasarela peatonal entrarán en funcionamiento en breve.
La teniente alcalde del área de Fomento, Infraestructuras y Turismo (FIT), Ana Velasco, ha señalado que se trata de la infraestructura viaria más importante ejecutada en Cancelada, al permitir la conexión de esta zona de la ciudad con la urbanización Bel-Air.
La obra comenzó el pasado mes de septiembre y avanza a buen ritmo. Así, ya se ha instalado el puente de 120 metros de longitud compuesto por 3 vanos de 30 metros cada uno y se ha colocado el conjunto de pilares de hormigón prefabricado.

Velasco ha indicado que este proyecto sobre el arroyo Taraje, que ha sido impulsado por el Ayuntamiento de Estepona, unirá estas dos zonas del extrarradio, evitando a los residentes de estos núcleos que tengan que salir a la A-7 para realizar desplazamientos.
Así, esta conexión interna entre ambas áreas residenciales beneficiará a los 4.000 vecinos que viven en esta parte del extrarradio. Además, la nueva infraestructura aliviará el tráfico en los accesos de la autovía, ya que miles de vehículos tendrán diariamente una vía alternativa para realizar las comunicaciones entre las urbanizaciones, hoteles, campos de golf y establecimientos comerciales de esta zona.

La responsable del área FIT ha subrayado que el Ayuntamiento de Estepona ha estado trabajando durante años para desbloquear este proyecto, que corresponde a una carga urbanística que está siendo ejecutada por la propiedad de este sector. Las obras, que tienen un coste de 1.895.396 euros (más IVA), estarán finalizadas en los próximos días.

En cuanto a los detalles del proyecto, el puente tendrá 120 metros de longitud, 16,5 metros de anchura y 8,5 metros de altura. Contará con dos carriles para el tráfico rodado en ambos sentidos y también una pasarela peatonal. Los trabajos incluyen también el viario necesario, para conectar con las calles ya existentes en la zona. En concreto, el puente conectará con la calle República Dominicana, en la zona de Cancelada, y con el Camino de Briján, en Bel-Air.

La instalación de este puente contribuirá a poner en valor esta zona que cuenta con una importante densidad de población. Al respecto, ha recordado que el equipo de gobierno trabaja intensamente en las mejora de la conexiones entre las urbanizaciones. Así, el Consistorio ejecutó en la zona oeste de la ciudad una rotonda, a la altura de Arroyo Vaquero, para facilitar las conexiones entre las urbanizaciones de este área, mientras que en la zona más oriental del término municipal se construyó – en la zona de Costalita- un puente sobre el arroyo Taraje y un vial de conexión entre el Campanario y El Pilar, entre otras actuaciones.