Las obras del edificio para el nuevo Ayuntamiento, que unificará dependencias y mejorará el servicio a los ciudadanos, alcanzan el 25 por ciento de ejecución

Las obras de construcción del nuevo edificio del Consistorio avanzan a buen ritmo, encontrándose en un 25 por ciento de ejecución. El teniente alcalde del área de Alcaldía, Juan Manuel Ros, ha declarado que esta construcción reforzará la transformación y la modernización del centro urbano, a la vez que supondrá la unificación de las dependencias municipales, facilitará la gestión interna de recursos materiales y personales y mejorará el servicio, la comodidad y la atención a los ciudadanos.

Según ha informado el responsable municipal, la obra, que dio comienzo el pasado mes de mayo, avanza según los plazos previstos. Así, ya se ha completado toda la cimentación de pilotes y muros pantalla, así como la losa de la planta sótano. En estos momentos se están ejecutando los trabajos de la estructura mediante la utilización de forjados de hormigón armado. De esta estructura se ha ejecutado el suelo y el techo de toda la entreplanta y se está trabajando en el resto de la planta baja del edificio.
Este edificio de uso administrativo constará de 13.246 metros cuadrados; de ellos 9.329 estarán construidos sobre rasante, incluyendo planta baja más siete plantas (misma altura que el edificio colindante) y 3.917 metros cuadrados estarán bajo rasante, contemplando una entreplanta y una planta sótano destinadas a aparcamiento con capacidad para 132 plazas. Dichas plazas estarán gestionadas por la Asociación de Personas con Diversidad Funcional (APRONA), para seguir favoreciendo la integración laboral de personas con discapacidad. El aparcamiento tendrá el mismo sistema de pago de un euro al día que los demás estacionamientos con gestión cedida a esta entidad sin ánimo de lucro.

Ligereza, transparencia y permeabilidad son las tres cualidades que define la envolvente elegida para el edificio, que aporta una luminosidad controlada a través de distintos grados de opacidad del diseño troquelado y que consigue la integración en el paisaje urbano.
Dentro de la línea de mejora continua y racionalización de usos que caracteriza al gobierno municipal, el nuevo edificio del Ayuntamiento será un referente medioambiental para la ciudad. El inmueble cuenta con un diseño accesible y sostenible de equipamientos, en el que la eficiencia energética ha sido una de las prioridades, dotándolo así de los mayores niveles de ahorro energético mediante fuentes renovables y soluciones bioclimáticas.

Las obras tienen un plazo de ejecución de 16 meses y se enmarcan dentro de las inversiones productivas impulsadas por el Ayuntamiento para contribuir a la creación de empleo directo e indirecto en la ciudad.