25.9 C
Estepona
miércoles, junio 12, 2024

La Junta de Andalucía paraliza el proyecto de de la Casa Real Saudí en Estepona, donde iban a construirse 1.470 viviendas y hoteles de lujo

 

 

La concejala del área de Urbanismo, Susana Arahuetes, ha lamentado que el nuevo Decreto Ley aprobado por la Junta de Andalucía-donde gobiernan PSOE e IU- para regular las construcciones en el litoral, deje en suspenso los proyectos urbanísticos «de mayor envergadura» para el crecimiento y el desarrollo económico de Estepona. En concreto, la edil ha señalado que complejos residenciales como el proyecto de la Casa Real de Arabia Saudí quedan «bloqueados» a la espera de que el Ayuntamiento «adapte ahora su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA)».

 

Arahuetes ha criticado esta «decisión unilateral» tomada por el Gobierno Andaluz con respecto a cómo debe ser el crecimiento urbanístico de los municipios, porque supone «un nuevo menoscabo a la autonomía municipal» dentro del «sistemático ninguneo que hace la Juntade Andalucía a los ayuntamientos». Las medidas urgentes que recoge el Decreto Ley «pondrían también en riesgo la construcción de más de 16.000 futuras viviendas e incluso podrían afectar a la puesta en marcha del Centro Comercial proyectado en la zona norte».

La responsable municipal advierte que la decisión de la Junta de Andalucía será «un varapalo económico» para la ciudad, ya que se «frenan» planes que «generarían empleo y riqueza» y que aparecen recogidos en el PGOU aprobado en 1994 por la propia administración autonómica. En su opinión, «este parón de la actividad urbanística repercutirá en más desempleo y en la pérdida de confianza de los inversores que huirán hacia territorios menos problemáticos».

Asimismo, la concejal de Urbanismo ha subrayado que para el Consistorio es «fundamental» el respeto y la conservación de los valores medioambientales y paisajísticos de Estepona, y ha recordado que el planeamiento urbanístico vigente «fue desarrollado e informado sobre leyes sectoriales que protegen esas cuestiones». Por este motivo, ha mostrado su desacuerdo con la medida aprobada por la Juntade Andalucía debido a que «olvida la importancia de compatibilizar la conservación de los espacios protegidos con el desarrollo de proyectos residenciales que impulsarían el turismo, que es nuestra principal industria».

Por otra parte, Arahuetes ha mostrado su desacuerdo ante la posibilidad de tener que revisar el actual PGOU a la normativa andaluza recogida en el POTA. «Esta adaptación se prolongaría hasta el infinito porque somos conscientes de que la Junta de Andalucía utiliza la revisión de los planeamientos como arma política contra los municipios gobernados por el PP», ha indicado la responsable de Urbanismo.

 

 

Últimas noticias