La cuarta edición del Festival Flamenco Rosa Fina de Casares une lo jondo y las artes plásticas

El 19 de julio se inaugura la exposición retrospectiva del artista plástico y visual Patricio Hidalgo en los salones de la Parroquia.
 David Palomar, Alfredo Tejada y Beatriz Romero ofrecerán un recital de cante en “La noche de Rosa Fina” el 24 de julio.
El Festival Flamenco Rosa Fina de Casares celebrará la próxima semana su cuarta edición con una programación extendida en la que propone un diálogo entre el arte jondo y las artes plásticas. Hoy se ha presentado en el Ateneo de Málaga la programación en un acto con la presencia del alcalde casareño, José Carrasco Martínez, el director del Festival, Francisco Balbuena, el artista plástico Patricio Hidalgo y el cantaor Alfredo Tejada.
Durante la presentación, el alcalde, José Carrasco, ha señalado que para al Ayuntamiento de Casares «significa mucho haber recuperado un festival que se venía celebrando desde hace años, reivindicando nuestro arte y nuestra cultura para que nuestros aficionados continúen creciendo».
Por su parte, el director del festival Francisco Balbuena, ha dicho que este evento  «es un elemento de intervención en nuestra cultura, en el flamenco y en el fandango casareño, un estilo local que hoy en día se mantiene gracias a la gente del pueblo». Y que también, el festival «es un elemento de  solidaridad, ya que todo lo recaudado irá destinado a Escuela Neurocognitiva de la  Asociación Local Botika».
El Festival de Casares está centrado en el cante flamenco de artistas de diferentes generaciones aunque en esta cuarta edición presta una especial atención al encuentro de lo jondo con las  artes plásticas y visuales.
La semana de actividades comenzará con la inauguración de una exposición retrospectiva de pinturas y video creaciones del artista Patricio Hidalgo. Sus obras dan “expresión al genio del artista en su cante, toque y baile antes que representar al artista mismo”. Se podrán visitar en los salones de la parroquia del 19 al 25 de julio. Además, hay previstas visitas por parte de los alumnos de la escuela de verano del CEIP Blas Infante. El artista firma también el cartel, imagen de esta cuarta edición del Festival.
Siguiendo con el diálogo entre disciplinas artísticas, el 22 de julio tendremos un encuentro entre el Fandango de Casares y las artes plásticas. Se trata de una performance pintada en la que los aficionados locales a la pintura plasmarán en sus lienzos la actuación de los fandangueros. Una propuesta en la que vecinos y vecinas de todas las edades no solo participarán de la antigua fiesta del pueblo, sino que también podrán dibujarla y recrearla en vivo.
El cante, protagonista sobre las tablas y en las aulas
A lo largo de toda la semana, el cantaor Miguel Ortega, Lámpara Minera en 2010 en el Festival de Cante de Las Minas, dirigirá un taller de cante a diez aficionados locales, de entre 10 y 70 años. Como fin de fiesta del taller los alumnos participarán en un recital de cante en la noche del 23 de julio, donde la veterana cantaora malagueña Paqui Corpas pondrá el broche de oro.
Terminaremos las actuaciones con “La noche de Rosa Fina”, en homenaje al cantaor local “Niño de la Rosa Fina de Casares” (1896-1981) el sábado 24 de julio. Los cantaores Beatriz Romero, Alfredo Tejada y David Palomar ofrecerán un recital en el que mostrarán sus distintas personalidades artísticas y los aires de diferentes tradiciones flamencas: Huelva, Málaga y Cádiz.
DATOS BIOGRÁFICOS CANTAORES
Un festival solidario
La reserva anticipada de entradas será de manera presencial en la Casa Natal de Blas Infante y en las Tenencias de Casares Costa y Secadero con una donación de 2 euros para la noche del viernes y 3 euros para el recital del sábado. Todo lo recaudado en la reserva de entradas así como la venta de camisetas con el cartel del festival, obra de Patricio Hidalgo, se donará íntegramente a la Asociación local Botika  y su escuela neuro cognitiva.
Botika Educasaluss es una asociación benéfica que trabaja en Casares por mejorar la calidad de vida de sus vecinos y que lleva desarrollando varios años un programa de asistencia socio sanitaria para personas mayores en su Escuela de Memoria, donde ofrecen terapias de estimulación cognitiva indicadas para personas con enfermedades neurodegenerativas. También trabajan para prevenir el deterioro cognitivo en personas mayores, la soledad o la depresión comunes en esta etapa de sus vidas.
Un festival seguro
Las actuaciones y actividades de la programación del festival seguirán rigurosamente las recomendaciones de seguridad y prevención de las autoridades sanitarias respecto a la pandemia de Covid-19 (uso de mascarillas, aforos limitados, horarios, reserva anticipada de entradas, distancia de seguridad, etc.).