21.3 C
Estepona
domingo, octubre 24, 2021

La AECC pide más investigación en tumores con supervivencia baja o estancada

Con motivo del Día Mundial de la Investigación en Cáncer (WCRD en sus siglas en inglés), que tiene lugar cada 24 de septiembre, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha organizado unos diálogos en los que el presidente de la AECC, un investigador y tres pacientes han debatido sobre la inequidad en investigación que pasa, entre otros factores, porque todos los tumores sean investigados y porque todas las personas con cáncer tengan acceso a los resultados de investigación.
Durante el acto, moderado por el periodista Antonio San José, los pacientes Begoña Villalonga, Marcelo Luis Chorny y José Manuel González, con tumores cuya supervivencia es baja o está estancada, el presidente de la AECC, Ramón Reyes y el investigador de cáncer de páncreas, el Dr. Alfredo Carrato, catedrático emérito de la Universidad de Alcalá y jefe de grupo de investigación del IRYCIS, han analizado la necesidad de investigar más para aumentar los niveles de supervivencia.
Además, los participantes han aportado su visión sobre si existe en España equidad a la hora de acceder a los resultados de investigación sin importar el lugar de residencia de la persona o el hospital donde le están tratando.

La investigación, clave para sobrevivir al cáncer
Ramón Reyes, presidente de la AECC y de la Fundación Científica de la AECC, ha declarado que “es necesario corregir la inequidad en investigación que pasa, entre otros factores, por investigar todos los tumores y porque todas las personas tengan acceso a los resultados de investigación. Son más de 100.000 pacientes que cada año desarrollan cánceres con supervivencias bajas o estancadas que tienen menos posibilidades de sobrevivir que otros pacientes cuyos tumores son más investigados”. Sobre el acceso a los resultados de investigación, el presidente de la AECC fue claro señalando que “cualquier paciente, esté donde esté, debe tener el mejor tratamiento indicado para su tipo de cáncer y para ello los profesionales deben poder acceder a los últimos conocimientos y avances, y participar en proyectos de investigación”.

Gracias a la investigación en estos últimos años, la supervivencia ha aumentado en 3,3 puntos en hombres y 2,6 en mujeres, en un entorno donde ha crecido la incidencia un 7,2% desde el año 2016.

Hay evidencia de que, en general, aquellos tipos de cáncer con mejores datos de supervivencia también cuentan con una mayor investigación. Sin embargo, hay tumores con supervivencia baja como páncreas, esófago o hígado y otros con las supervivencias estancadas como por ejemplo laringe, estómago o pulmón que necesitarían más investigación. En el año 2020, más de 100.000 personas fueron diagnosticadas con algunos tumores con supervivencia baja o estancada.

Uno de estos tumores es el de páncreas, uno de los que tiene la supervivencia más baja. El Dr. Alfredo Carrato, catedrático emérito de la Universidad de Alcalá, jefe de grupo de investigación del IRYCIS e investigador internacional reconocido de cáncer de páncreas, ha explicado que “es una enfermedad agresiva y compleja que se detecta tarde y solo un 15-20% de los pacientes pueden ser operados con intención curativa. Pero de éstos, dos tercios recaerán. Necesitamos identificar a los grupos de riesgo para invitarles a participar en un programa de cribado y diagnosticarlos antes, cuando todavía pueden curarse mediante una intervención quirúrgica. No disponemos de fármacos dirigidos contra dianas específicas ni de inmunoterapia eficaz y los pacientes se tratan con quimioterapia, como hace 30 años. Hay que invertir mucho en investigación del microambiente tumoral, en la microbiota del paciente o de la persona con alto riesgo, que interactúan con el tumor favoreciendo su desarrollo, para manipularlos en contra del cáncer”. El Dr. Carrato ha querido terminar su intervención señalando que “hay que empezar a concienciarse como país que el gasto en investigación tiene retorno en el paciente, en los familiares y en la sociedad en general. Es una inversión y no un gasto más”.

En 1953, la supervivencia a 5 años de media para los distintos tipos de cáncer era del 25%. Actualmente, la supervivencia a 5 años ha aumentado hasta el 55,3% en hombres y el 61,7% en mujeres, gracias a los avances conseguidos por miles de investigadores e investigadoras. Cáncer de mama, por ejemplo, es uno de los tumores más investigados y que hoy cuenta con métodos de detección precoz, lo que ha hecho que la supervivencia a 5 años en esta enfermedad esté cerca del 90%.
Para Belén Villalonga, paciente de cáncer de páncreas, que cuenta actualmente con una supervivencia a 5 años del 7% en hombres y del 10% en mujeres, explica que “en mi caso, la detección temprana de mi tumor fue por casualidad, por un chequeo que me hice antes de un viaje, pero los diagnósticos de cáncer de páncreas suelen ser tardíos. Gracias a eso y a la opción de poder entrar en un ensayo clínico, tengo más opciones de curación. Pero no todas las personas tienen la oportunidad de entrar en un ensayo. Es necesario que haya más investigación para detecciones cada vez más tempranas y un acceso a los resultados y tratamientos para todas las personas, vivan donde vivan”
En el caso de Marcelo Luis Chorny, paciente de cáncer de laringe, su tumor tiene una supervivencia estancada ya que ha bajado en 0,6 puntos con respectos a los datos publicados en 2015. En ese sentido, Marcelo se pregunta cómo “siendo deportista profesional, sin haber fumado nunca, llevando una vida sana, he podido desarrollar un cáncer como el de laringe, relacionado en un alto porcentaje con el consumo de alcohol y tabaco. Nadie ha podido indicarme la causa ni el origen porque hace falta más investigación para conocer este tipo de tumor, diagnosticarlo antes y tratarlo mejor”

Equidad en el acceso a los resultados de investigación
En España, no todas las personas con cáncer tienen acceso a los resultados de investigación y para corregir esta situación es necesario trabajar en red y compartir conocimiento científico.
Desde la AECC se pide que cualquier paciente esté donde esté, tenga acceso al mejor tratamiento indicado para su tipo de cáncer. Para ello, los profesionales deben poder acceder a los últimos conocimientos y avances en investigación, participación en proyectos de investigación y ensayos clínicos.
José Manuel González, paciente de cáncer gástrico, es también defensor del paciente en la Asociación. Él junto a otros pacientes ha participado en procesos de selección de los proyectos de investigación de la AECC. Para José Manuel, “tener cáncer es una doble lotería. La primera vez, te toca cuando te diagnostican la enfermedad. La segunda, es el tipo de cáncer; y es que según el tumor que tengas, tienes más o menos probabilidades de curarte. Esto es una injusticia y la investigación es clave para que aumente la supervivencia. Todos los tumores tienen que investigarse lo necesario.”

- Publicidad -

Últimas noticias