Hidralia se une al Pacto Mundial de Naciones Unidas

Hidralia, empresa andaluza del sector del medio ambiente que gestiona el ciclo integral del agua, se ha unido a la Red Española del Pacto Mundial de las Naciones Unidas (ONU), la mayor iniciativa de sostenibilidad corporativa del mundo, que cuenta actualmente con la implicación de más de 13.500 entidades en más de 165 países y con 68 redes locales.

Con esta adhesión Hidralia da un paso más en su política de sostenibilidad y muestra su compromiso alineando sus operaciones con los diez principios universalmente aceptados en las áreas de derechos humanos, normas laborales, medioambiente y lucha contra la corrupción, y adoptando medidas en apoyo de los objetivos de las Naciones Unidas plasmados, actualmente, en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Precisamente la compañía, dentro de su estrategia de Desarrollo Sostenible, cuenta con el ‘Rewater Global Plan’, una hoja de ruta que se ha desarrollado de forma que ayude a la consecución de los ODS y a lograr el cumplimiento de la Agenda 2030 de la ONU a través de compromisos firmes y cuantificables en diferentes áreas como la lucha contra el cambio climático, el acceso al agua y al saneamiento o la creación de alianzas como motor para lograr los objetivos de esta agenda promovida por Naciones Unidas.

Para Matilde Mancha, directora general de Hidralia, formar parte de la Red Española del Pacto Mundial significa “reforzar el compromiso de Hidralia para convertirse en un modelo de prestación de servicios sostenible, basado en el desarrollo de las personas y en criterios de responsabilidad económica, social y medioambiental”.

Entre sus acciones destacan el impulso de pactos sociales (en las localidades en las que opera Hidralia) para la reconstrucción verde de las ciudades; el lograr la neutralidad en carbono para este año gracias a las acciones desarrolladas para minimizar y compensar su huella, a los avances para alcanzar la máxima eficiencia energética en sus instalaciones y la generación de energía verde; así como la creación de iniciativas como REDAC (Red Andaluza Contra el Cambio Climático) un foro abierto y participativo de asociaciones, empresas y administraciones públicas, dirigido a fomentar la conciencia social del cambio climático y que cuenta ya con la adhesión de más de 550 empresas y cuya labor ha sido reconocida con el premio de Medio Ambiente 2020 de la Junta de Andalucía.