El Ayuntamiento y Achima colaboran para que las playas de Estepona sean espacios cardioprotegidos con desfibriladores

El Ayuntamiento de Estepona y la Asociación de Chiringuitos de Málaga (Achima) han informado que van a impulsar un proyecto para que las playas de la ciudad sean espacios cardioprotegidos con la instalación de desfibriladores. El teniente alcalde del área de Servicios, Blas Ruzafa, ha explicado que Achima va a incorporarse al proyecto ‘Estepona, Ciudad Cardiosaludable’ con la colocación de desfibriladores en los distintos establecimientos, de manera que personas que sufran una parada cardíaca podrán ser atendidas inmediatamente y ser estabilizadas mientras llegan los equipos sanitarios y de emergencias.

Ruzafa ha agradecido a los chiringuitos que se sumen a esta iniciativa porque una rápida y eficaz atención puede salvar la vida de los usuarios que padezcan una parada cardiorrespiratoria. El responsable municipal ha indicado que el Consistorio, a través de Protección Civil, ofrecerá formación al personal de los restaurantes de playa que adquieran desfibriladores, ya que estos dispositivos sólo pueden ser utilizados por personas que dispongan de los certificados de uso. 

Además, el Ayuntamiento formará a los empleados de los chiringuitos en actuaciones de soporte vital avanzado, por lo que estarán capacitados para atender de forma precoz casos de inconsciencia, atragantamientos o hemorragias hasta que lleguen los servicios médicos especializados.

El teniente alcalde del área de Servicios ha apuntado que es “una excelente noticia” para los residentes y turistas porque espacios tan transitados como las playas serán “más seguros”. A ese respecto, ha recordado que desde el Ayuntamiento de Estepona se han instalado ya una veintena de desfibriladores en edificios e instalaciones municipales a través del proyecto ‘Estepona, Ciudad Cardiosaludable’.