16.9 C
Estepona
jueves, febrero 29, 2024

El Ayuntamiento publica un Bando con medidas para reducir la demanda de agua potable en Estepona

El alcalde de Estepona, José María García Urbano, ha firmado un Bando municipal en el que se adoptan una serie de medidas que tienen como objetivo reducir la demanda del abastecimiento urbano de agua potable en, al menos, un 10 por ciento, a partir del próximo 1 de octubre.
De esta manera, el Ayuntamiento de Estepona dará cumplimiento a las recomendaciones establecidas en el Plan Especial de Sequía de la Demarcación Hidrográfica de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas (DHCMA).
Debido a la escasez de recursos hídricos para el abastecimiento de la Costa del Sol Occidental, y con el objetivo de garantizar el suministro a la población, queda prohibido el uso de agua potable para los siguientes casos: riego de campos de golf, rellenado de piscinas privadas, lavado de coches fuera de los establecimientos autorizados, fuentes ornamentales que no tengan circuito cerrado de agua, uso de duchas públicas y cualquier otro uso no esencial.
Por otra parte, el Consistorio va a reducir la frecuencia de actuaciones semanales en los siguientes casos:
– El riego de jardines, parques o zonas verdes, tanto públicas como privadas, se reducirá a un máximo de tres días a la semana.
– Aquellas zonas verdes públicas que disponen de red de riego alternativa de agua reciclada o bruta harán uso de la misma.
– El baldeo de calles y vías públicas y privadas se realizará con agua no potable de pozos, excepto en el uso de las hidrolimpiadoras con pulverizadores por razones sanitarias.
Para garantizar estas medidas de ahorro, se solicita la máxima colaboración de las urbanizaciones y de los ciudadanos, por lo que en fechas próximas se lanzará una campaña de concienciación en redes sociales y medios públicos.

Asimismo, se pide a todos los ciudadanos, así como a los responsables de instalaciones, tanto públicas como privadas, que hagan un uso responsable, solidario y eficiente del agua potable, revisando posibles fugas y aplicando otras medidas que eviten el consumo de agua innecesario, como cerrar la llave principal de suministro en vivendas e instalaciones en horarios o periodos que no estén ocupadas (colegios, edificios municpales, negocios, residencias particulares…).
El seguimiento y evaluación de las medidas será continuo, pudiendo tomar otras más restrictivas en función de la evolución de la situación de sequía.
El Bando, que entrará en vigor el próximo 1 de octubre, tendrá una duración indefinida hasta que se dicte otro que lo anule o se declare el fin de la situación de sequía.

Últimas noticias