El Ayuntamiento firma con Cajamar una operación de refinanciación del Plan de Pago a Proveedores que permitirá ahorrar 2,1 millones de euros

El alcalde de Estepona, José María García Urbano y el director territorial de Cajamar en Málaga, Carlos Sánchez San Román, han firmado la operación de refinanciación del Plan de Pago a Proveedores, que suscribió el Ayuntamiento de Estepona en 2012 para saldar los 66 millones de euros de deuda heredada generada con proveedores entre 2008 y 2011.
El importe global de la operación de refinanciación asciende a 27.250.674,91 euros, con las condiciones financieras contenidas en el acuerdo suscrito hoy. De esta forma, el Ayuntamiento de Estepona va a conseguir con esta nueva renegociación de dicho préstamo un ahorro financiero para las arcas municipales de un total de 2,1 millones de euros durante el periodo de amortización, el cual no se ve ampliado.
Esta operación financiera está respaldada por los datos económicos del Consistorio, con el cumplimiento de los criterios de estabilidad presupuestaria y de ahorro. Prueba de ello es que las Cuentas Generales de los últimos cinco años certifican que todas las magnitudes económicas del Ayuntamiento se sitúan en positivo o que el remanente de la tesorería general.
El Ayuntamiento de Estepona suscribió el Plan de Pago a Proveedores, auspiciado por el Gobierno central, para hacer frente a la deuda heredada con empresas y autónomos, lo que supuso una importante inyección económica. Asimismo, con esta operación se continúa con la política de pago de la totalidad de la deuda heredada, que en junio de 2011 ascendía a 304 millones de euros y que en estos momentos se sitúa en 84,7 millones de euros.