El Ayuntamiento destina 130.500 euros a subvencionar la rehabilitación de viviendas en el casco histórico de Casares

Las Ayudas a la Rehabilitación y Regeneración de las edificaciones del Centro Histórico de Casares tienen como objetivo mantener y mejorar la imagen del casco histórico de Casares, conjunto Histórico-Artístico y uno de los atractivos turísticos más importante del municipio de Casares.
Con estas subvenciones, explica el alcalde, se intenta fomentar las actuaciones privadas para la rehabilitación y recuperación de edificios del casco histórico, apoyando a los vecinos en obras de mejoras de sus propiedades, ya sea para uso residencial o para negocios.
Para ello se establecen ayudas que equivalen al 50 % del coste total de las obras, hasta un máximo de 15.000 euros.
El Ayuntamiento de Casares destinó inicialmente a estas ayudas un total de 90.500 euros, una cuantía inicial que se ha tenido que aumentar con otros 40.000 euros, destinando este año un total de 130.500 euros.
Además de las 6 financiaciones concedidas, cuyos carteles distintivos se han entregado esta mañana a los subvencionados, el Ayuntamiento trabaja para resolver otras 4 solicitudes en las próximas semanas.
Por lo que hasta ahora el recuento es de 10 ayudas de las que 5 son por el máximo de la cuantía 15.000 euros. Y todavía está abierto el plazo de solicitud que está establecido hasta el 30 de noviembre de 2020 o hasta agotar el crédito asignado.
Otros 40.000 euros para pintado de fachadas
Junto a estas subvenciones, el Ayuntamiento también ha destinado otros 40.000 euros para la conservación del casco histórico de Casares a través de las Ayudas extraordinarias para el pintado de fachadas 2020. Una convocatoria ya cerrada y de la que se han beneficiado 70 familias propietarias o inquilinas de los inmuebles.
Unas ayudas extraordinarias para mejorar el ornato de las viviendas que podían llegar hasta los 600 € por viviendas a fondo perdido. Y que han tenido una amplia acogida por los vecinos al coincidir con la campaña “Encala Tu Fachada”, lo que ha significado una amplia publicidad con un envío de cartas masivo a todas las viviendas del casco histórico.