Ecologistas en acción presenta alegaciones a las plantas fotovoltáicas previstas en la zona del Esparragal de Casares

Ecologistas en acción Sierra de la Utrera se opone al proyecto de instalación de la Plantas Fotovoltaicas (en adelante PF) Amura Solar, Trofeo Solar II y la Subestación Ttransformadora Esparragal ,ya que se sitúan íntegramente en la zona de interés ambiental denominada Zona Prioritaria 13 Cerro de la Corchas, así como el inicio de la Línea de alta tensión 400 kV Esparragal-Jordana
El proyecto se sitúa en la margen derecha del rio Guadiaro en su confluencia con el río Genal, afectando una ZONA DE PROTECCION PRIORITARIA, según el estudio técnico elaborado por la S.E.O. la cual se ha designado por tener un interés un gran interés para las aves protegidas que habitan en la confluencia de los Valles Genal y Guadiaro, espacio protegido por la Red Natura 2000 y zona muy visitada por una extensa y variada Avifauna residente y emigrante.
Para Casares toma una gran relevancia la afectación a la pareja de Alimoches de Sierra Crestellina que cada año vuelve con éxito a su zona de cría, especie catalogada en peligro de extinción, si dejar atrás muchas otras rapaces habituales en el cielo de Casares como la Culebrera que tiene una zona de cría en ese mismo terreno.
La subestación ST Esparragal se conectará otras tres subestaciones pertenecientes a un conjunto de infraestructuras o proyecto global que abarca 13 PF instaladas en 4 municipios colindantes: Jimena y San Martin del Tesorillo en la provincia de Cádiz, Gaucín y Casares en la provincia de Málaga. La ocupación total de estas trece plantas suma 1.318 hectáreas de terreno, con un total de 1.844.721 módulos fotovoltaicos Lo que significa la alteración de extensas zonas de campeo y caza para la Avifauna que unido a la altura 3 m. de los paneles supondrá un gran impacto visual sobre el paisaje y el medio ambiente.
El conjunto de las 13 PF producirá 841,50 MW siendo IGNIS ENERGÍA la empresa promotora, esta empresa trabaja con grandes inversores en el desarrollo de proyectos renovables y ha experimentado un gran crecimiento en los últimos 4 años, en el 2017 produjo 850 MW pasando a producir 7.000 MW en el 2019. Esta agrupación de las 13 PF supondrá una de sus mayores proyectos en Europa.
La proliferación de proyectos fotovoltaicos, ocupando tierras agrícolas y espacios con aves esteparias, está llevándose a cabo sin ordenación alguna en nuestra comunidad. Ecologistas en Acción apoya resueltamente la alternativa fotovoltaica, imprescindible para la des carbonización de la economía, pero no de esta manera.
La rápida expansión de las plantas fotovoltaicas podría llegar a suponer uno de los principales factores de transformación del paisaje en el territorio andaluz, semejante, en cierta medida, al experimentado en el litoral mediterráneo por la proliferación de invernaderos. Podemos hablar ya de una Burbuja especulativa de las Energías Renovables, fotovoltaica y eólica.
En cuanto a la Línea de alta tensión 400 kV Esparragal-Jordana, esta conectará 4 subestaciones provenientes de las 13 PF y desde la conexión Esparragal atravesará en aéreo el Término de Casares hasta conectar con la central eléctrica de Benamorave, confluyendo a la altura de Caule con otras 2 Lineas de Alta Tensión.
A nuestro entender todas las líneas deberían de ir soterradas o contemplar la alternativa de conexión a Redes Eléctricas de evacuación ya existentes provenientes de los parques eólicos. Todo este entramado de líneas eléctricas, afectan íntegramente al Ámbito de recuperación de las aves necrófagas.
Los impactos medioambientales de la fotovoltaica derivan fundamentalmente del uso de materiales en su fabricación, de los potenciales residuos que se generan al final de su vida útil, de la ocupación de territorio y su afección a la biodiversidad y del uso de agua en la limpieza de los paneles.
A pesar de los innegables beneficios de las energías verdes la repercusión negativa que este proyecto tendría para esta zona verde no se puede ignorar, teniendo en cuenta principalmente los siguientes aspectos:
• Fragmentación del territorio
• Ocupación de suelos
• Afección a todo tipo de Avifauna, esteparia y necrófaga
• Impactos sobre el paisaje
• Consumo de agua
• Vallados perimetrales

Por todo ello Ecologistas en Ecologistas en Acción Sierra de la Utrera rechaza esta formulación ya que considera que el proyecto global de las 13 PF y las Líneas Eléctrica de Evacuación van a tener un efecto negativo en el medioambiente del entorno.