13.9 C
Estepona
domingo, febrero 5, 2023

Astapa, Valadez y la Ley del Embudo

 La Ley del Embudo es una expresión popular, que se emplea para denunciar una injusticia surgida de la diferencia de trato que nos da la legalidad vigente: “Para mí y mis amigos, el lado ancho. Para mis enemigos el lado estrecho”.

El próximo mes de noviembre se cumplen cuatro años de la denuncia que presentaron al alimón Valadez y Cristina Rodríguez dando lugar al llamado caso Astapa. En la misma, se enumeraban una serie de actuaciones supuestamente irregulares: pago de productividades, contrataciones de personal, patrocinios diversos, utilización del dinero de los convenios urbanísticos para fines no previstos en la ley, adjudicaciones irregulares, etc. Casualmente, esa operación llevó a la alcaldía a uno de los denunciantes, Valadez. Desde entonces, muchos ciudadanos hemos observado con perplejidad como los denunciantes hacen lo mismo que ellos reprochaban a los denunciados, utilizando un día si y el otro también la popular Ley del Embudo, es decir lo ancho para ellos; lo estrecho para los demás. A los hechos me remito.


En la denuncia que dio origen a la operación Astapa, Valadez y Cristina Rodríguez manifestaron que supuestamente se utilizaba el dinero de los convenios urbanísticos para fines no previstos en la LOUA. Pues bien, Valadez fue denunciado por el Tesorero Municipal ante la Fiscalía por utilizar irregularmente el dinero del Convenio con la Familia Real Saudita. Además, Valadez ha reconocido, sin sonrojo alguno, que ha utilizado y seguirá utilizando el dinero de los convenios para pagar las nóminas, siendo denunciado por ello tanto por el Partido Popular como por el sindicato CSIF. 

Otro asunto denunciado por Valadez y Cristina Rodríguez fue el pago supuestamente irregular de productividades a funcionarios. Pues bien, los denunciantes no han tenido pudor alguno en seguir pagando mes a mes no sólo productividades millonarias a funcionarios, sino también al personal de confianza política e incluso se han pagado productividades por trabajos no realizados. Así lo han denunciado de manera reiterada los sindicatos CSIF, UGT y ATAE. 

Otra de las cuestiones denunciadas por Valadez y Cristina Rodríguez fue la supuesta adjudicación de diversas obras o servicios sin respetar la Ley de Contratos. Pues bien, paradójicamente hace unos días que un Concejal denunció ante el Pleno de la Corporación la adjudicación a dedo del contrato de publicidad de los campos de fútbol de Estepona, apuntando la posibilidad de que Valadez hubiera incurrido en un presunto delito de prevaricación, ya que esta adjudicación se había realizado a dedo. El Concejal que denunció los hechos, criticó la “doble vara de medir de Valadez, que utiliza la ley del embudo a la hora de tomar una decisión. Lo ancho para él y la denuncia ante los mismos hechos para los demás”.

También Valadez y Cristina Rodríguez denunciaron que el Ayuntamiento utilizaba el patrocinio de empresas para realizar actividades culturales o deportivas. Paradójicamente, no sólo Valadez y su gobierno han acudido al patrocinio para realizar igualmente eventos culturales o deportivos, sino que en un acto público con motivo de la Semana de Cine, Valadez defendió la necesidad de los patrocinios, ya que con esa formula las actividades patrocinadas tenían un coste cero para el Ayuntamiento. Además, en una reunión con los representantes de la UD. Estepona, Valadez incluso se comprometió a buscarles patrocinadores privados.


Igualmente, Valadez y Cristina Rodríguez denunciaron que las contrataciones de personal se realizaban, supuestamente, de manera irregular. Paradójicamente, se ha publicado en diversos medios que Valadez fue contratado a dedo para la Radio y Televisión Estepona, cuando aún no tenía ni terminada su licenciatura, se le ascendió dos meses después a la subdirección, sin tener ninguna experiencia ni bagaje profesional que lo pudiera justificar y se le duplicó el sueldo. Igualmente, varias formaciones políticas han denunciado que Valadez realizó numerosas contrataciones a dedo en su etapa de Concejal de Personal e incluso se hicieron públicas varias cartas, remitidas por él, en las que indicaba a quién y como había que contratar. También un Concejal denunció ante el Pleno Municipal la contratación irregular, no ya en las empresas municipales, sino en el Ayuntamiento, del que ha sido jefe de gabinete de Valadez, Luciano Sánchez, por parte de la otra denunciante, Cristina Rodríguez.


Esa deleznable manera de actuar parece que también se ha trasladado a parte del partido socialista, ya que ha mantenido a Valadez como alcalde, a pesar de estar imputado por prevaricación urbanística, y para más INRI lo presenta como candidato a las próximas elecciones municipales, utilizando una diferente vara de medir con respecto a otros imputados.

Flaco favor se le hace al Estado de Derecho cuando la Ley se aplica a unos y otros con distintas varas de medir y cuando se permite que algunos utilicen la  Ley del Embudo . Como decía  Fernando de Rojas hace ya cinco siglos, “perversa es la ley que no es igual para todos”.

 

 

- Publicidad -

Últimas noticias

A %d blogueros les gusta esto: