La Asamblea de PSOE-Marbella aprueba por unanimidad la gestión de su Ejecutiva

El crecimiento en afiliaciones, la nueva sede y las fuertes inversiones de administraciones socialistas marcan la actualidad del partido.

La Asamblea de PSOE-Marbella dio el visto bueno por unanimidad a la gestión de la Comisión Ejecutiva Municipal, poniendo así de manifiesto convivencia en armonía y la unidad de criterios que reinan en el seno de la formación, que, además, ha visto notablemente incrementado su número de afiliados y simpatizantes en los últimos meses, según las cifras aportadas por la Secretaría de Organización.

La cita registró una nutrida asistencia de afiliados, que abarrotaron la Casa del Pueblo y mostraron su respaldo a la tarea que desarrolla la Ejecutiva en general, pero particularmente al papel que juegan José Bernal, como secretario general, y Susana Radío, como portavoz del Grupo Municipal, que coincidieron en resaltar la buena salud que presenta el PSOE en Marbella y el constante crecimiento de la formación, factores clave que hacen concebir más que fundadas esperanzas de alcanzar la Alcaldía del municipio en las próximas elecciones de 2011, señalado éste como principal objetivo. Un buen indicio del respaldo generalizado de los afiliados a la gestión política llevada a cabo al frente del partido fue que no se produjo ninguna intervención en contra desde el atril, y sí a favor.

La apertura de una nueva sede en lo que el secretario general calificó como “un punto estratégico”, entre el Casco Antiguo y la Divina Pastora, ha contribuido de manera decisiva a que haya crecido ostensiblemente tanto el número de afiliados, como el de simpatizantes. Así, en las próximas fechas, una vez el órgano federal dé el visto bueno a las solicitudes, la Agrupación rozará la cifra de 300 inscritos, un hito insólito en la historia reciente de la formación en Marbella, “indicio de que estamos cada vez más cerca de la ciudadanía, y esta ciudadanía se identifica cada vez más con nuestro proyecto”, señaló el dirigente.

Por otra parte, en su intervención ante la concurrencia, Bernal destacó las cuantiosas inversiones que están realizando en el municipio las administraciones gobernadas por los socialistas, y estableció como objetivo prioritario explicarle con claridad a la ciudadanía la procedencia de estas aportaciones, ya que, admitió, “con frecuencia comprobamos que todavía hay ciudadanos que piensan que las obras las hace y las paga el Ayuntamiento”, cuando en realidad, subrayó, “el PP no cumple, y con ello genera desconfianza en la ciudadanía, mientras que los socialistas sí cumplimos en las instituciones donde gobernamos”.

Precisamente para dar un impulso al contacto con la ciudadanía, el dirigente resaltó como factor de gran relevancia la creación del Comité Territorial, una ambiciosa apuesta para este 2010, aunque se puso en marcha meses atrás, que constata la certeza de que el camino hacia la Alcaldía pasa por una fuerte presencia del partido en los barrios. Por ello, en el horizonte está también la apertura de una nueva sede en la barriada de la Plaza de Toros. Además, ya se han iniciado conversaciones con la agrupación “hermana” de San Pedro Alcántara, para coordinar la tarea de este Comité Territorial en ambos núcleos urbanos.

Por su parte, la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Susana Radío, relató a los asistentes los puntos más importantes de la actividad desarrollada por los concejales del PSOE, haciendo especial hincapié en el esfuerzo que se ha hecho por trasladar al Pleno las inquietudes y demandas de los habitantes del municipio, aunque resaltó las dificultades que opone el equipo de Gobierno de Ángeles Muñoz, que con frecuencia obstaculiza la labor de oposición, limitando la participación y negando información al resto de formaciones.

Así mismo, Radío se refirió la tarea de seguimiento que está haciendo su grupo en relación con las actividades de algunos concejales del PP, que hacen negocios con el Ayuntamiento, pese a pertenecer al equipo de Gobierno, como es el caso de Antonio Maíz o Alicia Jiménez, que cobran alquileres de inmuebles de su propiedad; y Antonio Espada, cuya empresa de materiales de construcción ha obtenido pingües beneficios económicos al contratar con el Consistorio.