Finca Cortesín, una sede estelar para la Solheim Cup 2023

En 2023 recalará por primera vez en España la competición bienal femenina de golf que enfrenta a los combinados de Europa y Estados Unidos, y Finca Cortesín se convertirá en digno continuador de una saga de campos que, en Andalucía y la Costa del Sol, han albergado torneos internacionales de primer nivel, desde la Ryder Cup a la Copa del Mundo, pasando por torneos de los World Golf Championships o pruebas del European Tour o el Ladies European Tour. El complejo ubicado en Casares se convertirá, por lo tanto, en el mejor embajador de los más de 70 recorridos repartidos por el litoral malagueño y la zona mediterránea de la costa de Cádiz, un área que recibe el merecido y descriptivo nombre de Costa del Golf.

Vicente Rubio, director general de Finca Cortesín, ejerció de anfitrión impecable en la reciente visita de Alexandra Armas, directora ejecutiva del Ladies European Tour, días después de la presentación de la Solheim Cup 2023 que tuvo lugar en Puerto Banús el pasado día 19 de octubre, y aprovechó para recapitular los valores del resort que acogerá el torneo.

“Nos sentimos profundamente orgullosos y agradecidos por haber sido elegidos como sede de la Solheim Cup 2023. Finca Cortesín nació con vocación de ser un referente en cuanto a resorts de lujo se refiere. Hemos trabajado duro con ese objetivo y recibido multitud de reconocimientos, entre los que destacaría por su valor “Mejor Resort en España y Portugal” por Travel + Leisure en los World ’s Best Awards 2020 y “Mejor Hotel de España y Portugal” por Condé Nast Traveler Readers´Choice Award 2019, que nos aproximan al cumplimiento de nuestra misión”.

“Desde el inicio de Finca Cortesín, nos hemos preparado para poder albergar grandes eventos y prueba de ello son los tres Volvo World Match Play Championship celebrados con éxito en nuestras instalaciones, donde el binomio hotel de gran lujo y championship course fue altamente valorado por el European Tour, los mejores jugadores del mundo y visitantes”, resumía el director general de Finca Cortesín.

“Por nuestro compromiso con la excelencia, hemos ido mejorando nuestras instalaciones año tras año, y en lo que se refiere al campo hemos renovado los greenes con bermuda ultradwarf, variedad más acorde a nuestro clima que permite regar menos, al ser mejor su adaptación a periodos de sequía y al riego con aguas regeneradas, un menor uso de pesticidas y una mayor uniformidad de la superficie de juego. No solo hemos adaptado los greenes a las condiciones de la zona, también se han mejorado los bunkers con un nuevo sistema de drenaje que permite estén en perfectas condiciones incluso en condiciones de lluvias fuertes, al mismo tiempo que evita la contaminación de la arena con tierra o grava de drenaje en todo momento”.

“Estas y otras mejoras siempre se han realizado en aras de la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente, una de nuestras principales preocupaciones, de ahí que somos acreedores de las certificaciones ISO14001 de Calidad Medioambiental y la Q de Calidad Turística”.

“Siempre hemos buscado poder albergar nuevos eventos y la Solheim Cup 2023 colma nuestras aspiraciones y pondremos todo de nuestra parte para que sea un gran éxito”, finalizaba Vicente Rubio.

La máxima responsable del Ladies European Tour, buena conocedora del recorrido malagueño, elogió sus instalaciones, en las que se combina un campo de competición de talla mundial con zonas residenciales, de restauración y de hospitalidad que han recibido numerosísimos galardones internacionales.

“Finca Cortesín es una sede de talla mundial, dignísima anfitriona de una Solheim Cup que se celebrará por primera vez en España en 2023. La Costa del Sol es uno de los mejores destinos de golf y estoy segura de que el diseño desafiante e impecable del recorrido de Finca Cortesín será el escenario ideal para un enfrentamiento match-play que resultará emocionantísimo tanto para las jugadoras como para los espectadores que acudan al campo o los aficionados de todo el mundo”, recapitulaba Alexandra Armas, directora ejecutiva del Ladies European Tour.

Por su parte, Íñigo Aramburu, director general de Deporte & Business, quiso destacar el máximo compromiso de Finca Cortesín con el proyecto de la Solheim Cup y las bondades que ofrece el resort para albergar una competición de este nivel.

“No hace falta que yo recalque la calidad de Finca Cortesín, elegido mejor resort de España y Portugal y destacado por publicaciones tan prestigiosas como Golf Digest, pero estoy convencido de que el público que acuda al torneo se va a quedar maravillado con la calidad de sus instalaciones. Vicente Rubio y su equipo han trabajado con empeño para conseguir la designación como sede de la Solheim Cup y nos ofrecen unos cimientos inmejorables, los que nos proporciona su resort. Sobre esa base es mucho más sencillo desarrollar un proyecto ganador y poner en marcha una competición que pasará a la historia del deporte”, recapitulaba Íñigo Aramburu.

En sus más de 215 hectáreas, con espectaculares vistas del Mediterráneo y de las ondulaciones del término municipal de Casares, el resort, diseñado al estilo de una finca española tradicional, alberga un hotel de cinco estrellas, un buen número de residencias y villas, tres restaurantes del máximo nivel y un spa a disposición de sus clientes, además del campo en el que Europa y Estados Unidos lucharán por alzarse por la Solheim Cup.

El diseño de Cabell Robinson, embellecido por el trabajo del paisajista Gerald Huggan, se integra a la perfección en el ecosistema de la zona, y el exquisito cuidado por el detalle en sus calles y greens permite que cada vuelta se disfrute con todos los sentidos. Por otro lado, su longitud (que supera los 6.800 metros), carácter y exigencia técnica lo convierten en un gran desafío y en el escenario ideal para una competición match-play,

Finca Cortesín ya acogió en 2009, 2011 y 2012 el Volvo World Match Play Championship, una prueba de estas características que atrajo a los mejores jugadores del mundo. De hecho, en la edición de 2011 fue la primera vez que un torneo celebrado en nuestro país reunió a los tres mejores jugadores del ranking mundial (en aquel entonces, Lee Westwood, Martin Kaymer y Luke Donald), y seis de los siete primeros del mundo, un plantel de calidad similar al que se reunirá en 2023 en la Solheim Cup, la competición femenina por equipos más importante del calendario internacional.

Además de contar con unas instalaciones de prácticas excepcionales y de una Academia Jack Nicklaus a disposición de sus clientes, Finca Cortesín también destaca por su inquebrantable compromiso medioambiental. No en vano, y como señaló Vicente Rubio, en 2017 se acometió una reforma integral de los greenes para plantar una variedad de hierba que se adapta a la perfección al riego con agua regenerada y es mucho más respetuosa con el medio ambiente. De hecho, Finca Cortesín es el primer campo que tiene el sello de calidad que expide Acosol por regar con este tipo de agua, una merecida recompensa a su compromiso con la sostenibilidad.