Exposición conjunta de Pintura y Fotografía de Bernd Reinhard y Erika Kruse en Tejerinas

la Casa de Las Tejerinas acogerá desde el próximo viernes, 17 de enero, una exposición de pintura y fotografía de Bernd Reinhard y Erika Kruse, respectivamente.

​La inauguración de ambas muestras tendrá lugar a las 19:30 horas del día 17, y podrán ser visitadas hasta el 31 de enero de martes a viernes, de 08:00 a 20:00 horas, y sábados de 09:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 horas, con acceso libre. Lunes, cerrado.

Bernd Reinhard. Nacido en el sur de Alemania, pasó su tiempo escolar en Chile para luego volver a su país y estudiar medicina. Esta profesión la ejercerá durante más de 26 años en el entorno de la ciudad de Hamburgo, como especialista de medicina interna.

​En 2009 se traslada a Marbella, comenzando a pintar por primera vez en 2011 con la profesora Charlotte Scheffel. Desde 2013 es alumno del pintor marbellí Ricardo Alario.

​Concede prioridad a la pintura abstracta en acrílico combinándola con diversos medios como marmolina, papel de seda, powertex y otros habiéndose ensayado también en la técnica de la acuarela y el pastel.

​A lo largo de los últimos seis años ha formado parte de diversas exposiciones colectivas e individuales en distintas localidades.

Erika Kruse. Nacida y criada en Alemania, desde niña se interesó por la fotografía, realizando sus primeros ensayos con la cámara de su madre. Para complementar su trabajo como doctora, siempre ha considerado la fotografía como una compensación creativa y relajante. Su primera cámara fue análoga, más tarde reemplazada por una reflex digital.

​Mucho más importante que la técnica, considera la percepción de la atmósfera y el descubrimiento de las historias que nos puede contar una foto.

​´Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible a los ojos´, dijo Saint-Exupéry.  Erika dice haber aprendido mucho en diversos grupos fotográficos y en la Royal Photographic Society de la cual soy miembro licenciada. También es miembro del Colectivo Imagen en Fuengirola, disfrutando del intercambio de ideas, de exposiciones, y de una gran variedad de talleres.

​La luz, los diversos paisajes, el mar y la sinceridad de las personas son un reto para el ojo fotográfico y hacen que se sienta acogida cómo en su país. El tema `Lugares abandonados´ siempre le ha fascinado. Para esta exposición en Las Tejerinas, presenta una selección que “irradian una belleza peculiar”, tomadas en diversos países, la mayoría en blanco y negro. 

​Ante todos esos edificios, ruinas, buques naufragados y molinos entregados al olvido, la fotógrafa se pregunta “cómo habrían vivido y trabajado la gente en esos tiempos”.