El Ayuntamiento de Estepona emite un 500% más de certificados electrónicos desde que se decretó el estado de alarma

El Ayuntamiento de Estepona desde que se declaró el estado de alarma ha emitido un 500 por ciento más de certificados electrónicos. El teniente alcalde del Área Económica, Recursos Humanos e Innovación, José María Ayala, ha explicado que antes de que se adoptaran las medidas extraordinarias para combatir al COVID-19, el Consistorio emitía una media diaria de 10 certificados electrónicos. Desde que se declaró el estado de alarma esa cifra se ha multiplicado cada día por cinco.

Ayala ha indicado que el certificado digital es un documento que permite identificar a las personas, a través de Internet, para realizar trámites administrativos en cualquier momento y desde cualquier ubicación. Además, resulta obligatorio para los autónomos, profesionales, empresas y sociedades para presentar documentos de forma telemática a la Agencia Tributaria, e indispensable para todas las personas que deseen realizar trámites telemáticos con la Administración Pública, mientras dure el Estado de Alarma.

El responsable del Área Económica, Recursos Humanos e Innovación ha señalado que el Certificado Electrónico evita que los ciudadanos tengan que desplazarse físicamente a diferentes oficinas públicas para realizar trámites con las distintas administraciones. Además, se reducen los tiempos de espera y facilita que el usuario pueda realizar sus trámites en cualquier momento del día.

Por otra parte, José María Ayala ha añadido que desde que entró en vigor el estado de alarma los registros telemáticos representan ya el 73 por ciento del total de documentos que se reciben en el Ayuntamiento de Estepona. A ese respecto, ha recordado que antes de la aparición del coronavirus, los registros telemáticos sólo eran el 22 por ciento del total mientras que los registros presenciales alcanzaban el 78 por ciento.

El teniente alcalde del Área ha valorado que los ciudadanos utilicen cada vez más la fórmula telemática para presentar escritos, solicitudes y comunicaciones en el Consistorio. “Esta alternativa a la presentación física de documentos consigue que los trámites se agilicen y que la concentración de personas se reduzca en las dependencias municipales”, ha subrayado Ayala.