Andalucía ocupa el cuarto puesto nacional en empleo de alta tecnología, con 126.200 personas ocupadas

Los sectores de alta tecnología emplean ya en Andalucía a más de 126.000 personas, con lo que la comunidad ocupa el cuarto puesto del ranking nacional sólo por detrás de Cataluña (391.400), Madrid (322.700) y País Vasco (128.700), según ha destacado en Málaga el consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Martín Soler.

Soler, que ha realizado su primera visita al Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) desde que fuera nombrado titular de Innovación, ha resaltado la importancia de estos datos, especialmente el crecimiento del empleo en las empresas del sector manufacturero de alta tecnología, que se ha incrementado más de un 20% en el último año, y en las firmas del sector servicios de alta tecnología, con un aumento del 12,2%. En términos generales, el incremento fue un 2,5% más que el ejercicio anterior.

Estos datos, los últimos disponibles del Instituto Nacional de Estadística (INE) su en Indicador de Alta Tecnología 2007, señalan que Andalucía cuenta con 126.200 personas empleadas en sectores de alta y media-alta tecnología, tanto manufactureros como de servicios, lo que representa el 3,9% del total de ocupados de la economía andaluza. Las empresas manufactureras de alta y media-alta tecnología emplean en Andalucía a 67.600 trabajadores y las de servicios, a 58.600 empleados.

Por otra parte, la inversión en I+D en las empresas de este sector alcanzó en 2007 los 172,5 millones, lo que representa el 3,7% del total nacional. Con esta cifra, la comunidad se sitúa en séptima posición tras Madrid (1.684), Cataluña (1.136), País Vasco (738,7), Galicia (221), Comunidad Valenciana (203,4) y Castilla y León (185).

Oracle y AT4 Wireless

El consejero también ha visitado las instalaciones de Oracle y AT4 Wireless en el PTA, empresas que, según ha considerado, son claros ejemplos de compañías tecnológicas que ocupan a trabajadores de alta cualificación, reafirmando el crecimiento experimentado en la comunidad en empleos de esta índole.

Por un lado, Oracle tiene en la tecnópolis malagueña un centro especializado para la prestación y entrega de servicios de consultoría informática, encargado de ejecutar proyectos de desarrollo software y prestación de servicios de formación.

Estas instalaciones, que emplean actualmente a 100 profesionales de 18 nacionalidades diferentes, prevé alcanzar en los próximos tres años los 400 trabajadores, en su mayoría titulados superiores bilingües con un elevado perfil técnico. Este centro atenderá a 13 países europeos, entre los que se encuentran Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Holanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza.

Por su parte, el centro I+D de AT4 Wireless alberga dos divisiones de la empresa, Sistemas de Medida e Ingeniería y Soluciones, y emplea a más de 180 profesionales de alta cualificación, tanto ingenieros andaluces como de otras nacionalidades. La compañía andaluza ofrece soluciones globales de ensayo, sistemas de medida, servicios de certificación y tecnología para distintas tecnologías de comunicación desde el corto alcance a las redes de móviles pasando por las redes de área local, personal y metropolitana.

Esta empresa andaluza, que nació en 1991 como laboratorio de ensayos para las telecomunicaciones, se ha convertido en proveedor mundial de soluciones y servicios de ensayo para tecnologías inalámbricas y móviles. Así, es uno de los laboratorios más completos de ensayo y certificación de equipos inalámbricos a nivel mundial, así como un fabricante líder de equipos de ensayo y medida de vanguardia para tecnologías de telecomunicación.

Parque Tecnológico de Andalucía

Ambas empresas están ubicadas en el Parque Tecnológico de Andalucía, un recinto que se encuentra inmerso actualmente en su primera fase de ampliación, lo que permitirá incrementar en 36 hectáreas su superficie actual de 186. Las obras, adjudicadas a la constructora malagueña Vera por 17 millones de euros, comenzaron el pasado mes de febrero y cuentan con una plazo de ejecución de 18 meses.

Estos trabajos de ampliación comprenden la creación de la red viaria, el encauzamiento del arroyo Pilones, la restitución de la red de abastecimiento de agua en el cauce del mismo, así como la red de saneamiento y drenaje, alumbrado público y telecomunicaciones. Además, los espacios productivos estarán conformados por un conjunto de 20 parcelas destinadas a instalaciones de investigación y desarrollo con una ocupación total de más de 100.000 metros cuadrados.

Junto a ellos, se destinarán 15.400 metros cuadrados a edificaciones institucionales y de servicios, otros 10.500 metros a uso hotelero, comercial y cultural, casi 14.000 metros cuadrados a uso público y unos 135.870 a zonas verdes.

Este proyecto cuenta con el respaldo económico de la Junta de Andalucía, que ha destinado 12 millones de euros a esta iniciativa en el marco del Programa de Suelos Productivos de Andalucía (PROSPA). Así, el proyecto de ampliación es una de las 15 actuaciones previstas en la primera fase de este Plan, que recoge una inversión de 412 millones en la dotación y equipamiento de espacios para la implantación de actividades empresariales en la comunidad.

El PTA cerró 2008 con un total de 509 empresas (superando el hito del medio millar de firmas instaladas en la tecnópolis y con un incremento de 6,5% respecto al año anterior) y alcanzó la cifra de 13.640 trabajadores. En cuanto a la facturación, las empresas superaron los 1.580 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,5% respecto al ejercicio anterior. Además, las empresas y las instituciones invirtieron en I+D un total de 114 millones, lo que ha supuesto un incremento del 10% en relación a 2007.