Adiós, Valadez, adiós

El próximo sábado tomará posesión, como nuevo alcalde de nuestro municipio, el popular José María García Urbano, tras conseguir el mayoritario respaldo de los ciudadanos de Estepona el pasado 22 de mayo.

Atrás queda el trienio más negro de nuestra historia reciente. Un trienio negro donde el paro alcanzó a 10.000 personas y donde la incapacidad e incompetencia de Valadez ha llevado al Ayuntamiento a la bancarrota, a pesar de que cuando llegó a la alcaldía se encontró más de 32 millones de euros en las arcas públicas. El caos en estos años ha sido de tal magnitud que la deuda actual ronda los 200 millones de euros, varios Concejales de Hacienda dimitieron por discrepar de su política económica y hasta la Interventora Municipal pidió el traslado a otra ciudad. Además, Estepona en estos tres años ha sido protagonista de numerosos casos insólitos:

Ha faltado papel higiénico en los centros educativos, los coches de la Policía Local se quedaron sin gasolina, el Parque de Bomberos se ha deteriorado hasta tal extremo que se han clausurado parte de sus instalaciones, el abandono de nuestras calles, plazas y barriadas ha sido permanente, nuestras playas se quedaron sin vigilancia y se perdieron las banderas azules de las Playas de la Rada y el Padrón, desde hace tres años Valadez ha sido incapaz de gestionar una excavación arqueológica que hubiese permitido el inicio de las obras del Hospital de Estepona, el Parque de los Pedregales ha estado dos años sin agua potable, por primera vez solo hubo dos carrozas en una Cabalgata de Reyes, no se han podido incinerar a nuestros difuntos por falta de gasoil, se ha intentado eliminar a la Banda de Música que tiene cien años de historia, se pretendió subir el IBI de manera ilegal y 6.000 vecinos se manifestaron por las calles, nos hemos quedado sin transporte urbano, se han incumplido sistemáticamente los acuerdos plenarios, se han pagado productividades millonarias a cargos de confianza, se ha perseguido a funcionarios por razones espurias, Valadez ha sido imputado varias veces por los tribunales de justicia, la sección de enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas ha iniciado la apertura de diligencias penales por las cuentas del 2011, los juzgados han decretado el embargo de todas las cuentas del Ayuntamiento, etc.………

En resumen, una caótica gestión que en definitiva hemos padecido los vecinos de Estepona desde hace tres años. A nadie que tenga dos dedos de luces debe escapársele las razones del tremendo varapalo que ha sufrido Valadez en las urnas, el peor  resultado conseguido por un candidato socialista en las últimas cuatro elecciones. Pero en vez de aceptar el resultado, dimitir o reflexionar sobre las causas de su tremendo batacazo electoral y colaborar con el nuevo alcalde salido de las urnas, Valadez se ha dedicado a boicotear la toma de posesión de García Urbano, faltando así al respeto a los 12.000 vecinos que han votado al candidato popular. Es obvio que quien no supo ganar, tampoco ha sabido perder.

Desde esta redacción le decimos a un incapaz e incompetente Valadez, lo mismo que le dijeron los ciudadanos el día 22 de mayo: adiós, Valadez, adiós.