Lo natural está de moda

La protagonista de esta campaña es Gisele Bündchen (que también protagoniza este mismo año otras campañas como las de Isabel Marant o Balenciaga) que, lejos de a lo que estamos acostumbrados, aparece sin maquillaje y muy natural en una serie de sencillas fotografías en blanco y negro, en las cuales el centro de atención es la ropa. Habitualmente, cuando vemos un anuncio, nos fijamos en el conjunto: la modelo, su maquillaje, el peinado, las uñas,… y la ropa pasa a ser una pieza más del conjunto. Sin embargo, en este caso no es así, ya que lo que primero llama nuestra atención es la ropa y no lo modelo.